Vía Ferrata El Cáliz

publicado en: Naturaleza, Rutas | 0

Muy cerca de Ramales de la Victoria, un pueblo de Cantabria, existe una escuela de escalada donde también está ubicado El Cáliz, una de las pocas vías ferratas que se pueden encontrar cerca del País Vasco (la única, que yo conozca). La parte superior es la más interesante, con unas escaleras que discurren por un bloque de piedra totalmente vertical y bastante aérea, que finaliza en un puente tibetano que cruza hasta una última pared algo más corta pero también vertical. En general, la vía está muy bien equipada y es bastante curiosa, aunque me defraudó un poco la dificultad y la longitud, ya que en los folletos explica que se hace en unas dos horas y nosotros tardamos poco más de media hora en completarla. Desde la parte superior hay un sendero para bajar caminando.

El recorrido de 300 metros de la vía ferrata el Cáliz comienza entre encinas y resaltes. El primer tramos es el más sencillo, a medida que cogemos altura llegamos a un abrigo natural donde podemos hacer un breve descanso. A partir de aquí desaparecen los árboles y la verticalidad aumenta, encontrándonos con un cruce donde podemos elegir entre la opción de la derecha que es la más sencilla, que evita pasos complicados y se une con la salida del puente tibetano.

Si escogemos la opción de la izquierda, la ruta es más complicada. Con un muro completamente vertical, seguido de una pequeña travesía horizontal que nos coloca al comienzo del puente tibetano o también se puede continuar y salir sin pasar dicho puente, esta opción sería la más complicada. Una vez superados los 120 metros de desnivel de la vía ferrata , tenemos dos opciones de regreso a la derecha hacia las cuevas Covalanas y a la izquierda hacia el pueblo de Ramales. La duración aproximada de la actividad es de 2 horas, partiendo desde el pueblo de Ramales.



Dificultad:
Salida derecha: Algo difícil
Salida izquierda: Difícil
Opcional: Puente tibetano de 3 cables

Desnivel: 120 m. / Recorrido: 300 m. / Horario: 2 h.

Equipamiento obligatorio para recorrer la vía:

Casco
Arnés
Disipadores de energía
Calzado de montaña